¡Hola caravaners!

Hoy os vamos a dar algunos consejos para viajar solos. Seguramente ya hayas escuchado eso de que no se ha viajado de verdad hasta que se ha hecho en solitario. Nosotros no diríamos tanto, pero sí es verdad que viajar con la única compañía de uno mismo es una experiencia enriquecedora y completamente transformadora.

Al viajar solos, nos encontramos con nosotros mismos, nos conocemos mejor y descubrimos aquellos lugares por los que pasamos de una manera mucho más auténtica.

A continuación, te dejamos algunos consejos y claves para disfrutar de verdad esta aventura. Aun así, recuerda que tú eres el protagonista.

 

Planifica dejando espacio a la improvisación

Antes de cualquier viaje, tenemos que cerrar los dos aspectos principales: el destino y el medio de transporte. Una vez que lo elijamos, podremos ver qué debemos planificar: billetes, reservas de alojamientos, restaurantes, etc…

Sin embargo, no recomendamos llevarlo todo cerrado. Muchas veces, lo más increíble de un viaje es aquello que aparece de improviso. En ese sentido, es recomendable tener una serie de puntos cubiertos, alojamiento si vamos a una zona con alta ocupación o en temporada alta, lugares que queramos visitar con cupos limitados, etc… Además, en muchas ocasiones hay descuentos importantes por comprar entradas por Internet. Pero, de igual manera, también debemos estar abiertos a otras posibilidades que ni nos hayamos planteado.

Si, por ejemplo, viajamos por carretera, ya sea en coche o caravana, date el gusto de conducir por carreteras secundarias y parar por algunos de las poblaciones que encontremos por el camino. Si, de pronto, encontramos la señal de un paraje natural protegido o un monumento de interés, permítete desviarte de la rutina. ¡Seguro que no te arrepentirás!

Si te quedas en un camping, un hotel o un alojamiento, descubre si hacen actividades o si hay alguna festividad en la localidad o en un pueblo cercano. Muchas veces las experiencias más alucinantes no están donde creemos.

 

Sumérgete en la cultura local

No hay nada como viajar solo para imbuirse de verdad en un destino. Que vayamos solos no quiere decir que vayamos a estar solos durante el viaje. Mucha gente afirma que viajar solo es la mejor manera que hay de conocer realmente a los lugareños.

De entrada, tenemos diferentes opciones. Desde buscar a alguien que se ofrezca gratuitamente a hacernos de anfitrión en plataformas como Couchsurfing, hasta ir a un bar, preguntar por la calle o tratar de entablar amistad con otros viajeros que encontremos en nuestro camping o alojamiento.

Recomendamos no tener reparos a la hora de preguntar a la gente por la calle. Te sorprenderá la amabilidad de las personas y seguro que sus consejos te sirven para aprender cosas nuevas sobre tu destino.

Si vamos en caravana o nos quedamos en un apartamento, también es interesante ir al mercado local y comprar algunas de las especialidades de la zona para cocinarlas nosotros mismos. Si no sabes cómo hacerlo, pregunta al tendero o a otros clientes, ¡otra oportunidad más de conocer gente nueva!

Trata de ir más allá de los atractivos turísticos. Tómate tu tiempo para respirar, reflexionar, observar a la gente y al entorno. Lo bueno de viajar solos es que no dependemos de nadie ni tenemos que tener ninguna prisa. Dejemos que cada lugar nos sorprenda a la vez que aprendemos sobre quiénes somos y qué queremos.

 

Viajar solo en caravana

Por supuesto, no os vamos a dejar sin unos consejos para viajar solos en caravana. Ir a cualquier lugar con nuestra pequeña casa a cuestas tiene grandes ventajas, pero también tenemos que ser conscientes que no tendremos el apoyo de un copiloto y tendremos que encargarnos de todo.

En ese sentido, la planificación se vuelve un aspecto aún más importante. Antes de ponernos en marcha, debemos tener listo todo lo que podamos necesitar durante el trayecto.

Tener preparada una botella de agua y las gafas de sol para evitar que nos deslumbre son dos de los apartados más importantes. También es recomendable tener a mano la tarjeta o el dinero en efectivo si tenemos pensado pasar algún peaje.

Si somos de los que amamos la música, nada como hacer nuestra propia selección para el viaje. Esas canciones terminarán convirtiéndose en parte de la BSO de tu vida.

Echar un vistazo a las áreas de servicio que hay en el camino y cuáles están habilitadas para pernoctar con nuestra caravana también nos vendrá muy bien a la hora de sentirnos más seguros en la carretera. Sabremos donde hacer los descansos y donde deberíamos acabar la jornada.

Por supuesto, descargar los mapas de Google Maps es también imprescindible. Al ir solos no podremos mirar el mapa mientras conduzcamos y así evitaremos perdernos si se va la cobertura GPS.

Por último, ¡no olvides disfrutar de todas las aventuras que te presente el camino!

Share This