El viajar en caravana es un placer siempre que se tengan en cuenta los peligros que puede tener colocar mal la carga en el remolque. Una mala distribución de la carga en la caravana puede dar lugar a posibles accidentes o sustos.

La importancia de la Masa Máxima Autorizada

Lo primero que hay que pensar para moverse en caravana es que esta no es un remolque de carga, sino que es un remolque vivienda tan solo. Está diseñada y fabricada para vivir en su interior. De hecho, los fabricantes dejan apenas cien o ciento cincuenta kilogramos de sobra en la Masa Máxima Autorizada (MMA) para que los campistas carguen sus útiles y los demás aperos que sean necesarios.

Es interesante conocer lo que, por lo general, se lleva en una caravana y su peso real para constatar que con pocas cosas se puede sobrepasar el límite de MMA. Por ello, en el momento de cargar la caravana hay que tener cuidado de lo que se lleva y hacia dónde se lleva.

Cómo no superarla

Para no superar la MMA hay que tener en cuenta el peso de cosas como, por ejemplo, un avance con palos, el cual pesa treinta y siete kilogramos y medio; un cable alargador con enrollador de veinticinco metros, que pesa tres kilogramos y medio; una rueda de repuesto, que pesa veintiún kilogramos y medio…

Estos son solo algunos ejemplos, dado que para conducir una caravana durante un viaje largo se necesitan más cosas como dos bombonas de gas de las pequeñas, que pesan ocho kilogramos, o líquidos para el inodoro que pueden llegar a pesar tres kilogramos y medio.

A todo esto hay que añadirle la ropa, una televisión o la comida. Por tanto, hay que tener sumo cuidado con lo que se carga para moverse en caravana.

¿Dónde colocar la carga?

Si se da el caso de que el vehículo no dispone de demasiado espacio para llevar cosas y es necesario cargar la caravana, siempre se hará en el centro y en el eje. Si se coloca la carga en la parte delantera tendrá lugar un desequilibrio que dará lugar a que el vehículo acabe hundiéndose por la parte de la suspensión trasera. Esto provocará que se levante el eje delantero y a que se pierda la dirección.

Del mismo modo, tal y como es sabido, las bolas de remolque no permiten mucho peso de forma vertical. En un turismo normal el peso que puede soportar la bola del remolque no es de mucho más de setenta kilogramos. En el caso de las caravanas, si se quiere saber el peso vertical que soportan para viajar seguros, solo hay que fijarse en la placa de la bola de remolque. No obstante, no es bueno llegar hasta el límite del peso.

Si lo que hacemos es cargar mucho la parte de detrás de la caravana, el peligro aumenta, dado que acabará levantándose la parte de detrás del vehículo y será inestable totalmente.

Por todo ello, el arcón delantero no debe soportar mucho peso, aunque en la actualidad las caravanas disponen de un arcón de grandes dimensiones, incluso con posibilidad de colocar en él dos bombonas de las grandes de butano o propano. No obstante, se recomienda llevarlas en el maletero.

Es importante no tener mucho peso en la lanza porque no solo se sobrecargará la bola del remolque, sino que también los estabilizadores no podrán soportar mucho peso porque no están diseñados para ello.

Los objetos más livianos como paños de cocina o toallas sí se pueden trasladar en los armarios altillos. Sin embargo, es mejor no sobrecargar mucho esta parte, dado que al contar con peso en una posición tan alta termina subiendo el punto de gravedad y es más fácil el vuelco.

En caso de que se produjese un desequilibrio lo que hay que hacer es parar y realojar la carga de la mejor forma posible.

¿Cómo saber el peso que se lleva?

Hoy hay toda clase de básculas para conocer el peso que se lleva tanto en el eje como en lanza. Existen desde básculas para las ruedas hasta básculas para la lanza, pasando por unas ruedas que tienen incorporada la báscula.

Sin embargo, si no se quiere gastar dinero en ninguna clase de aparato, se puede hacer uso de una báscula de baño y de un listón de madera que hay que cortar a la altura de la bola de remolque.

Otra de las opciones, aunque de mayor imprecisión, es la de levantar la lanza a mano. Habrá que poder elevarla sin demasiado esfuerzo porque, de lo contrario, es que hay demasiado peso en la parte de delante de la caravana y es necesario rectificarlo.

En conclusión, viajar en caravana puede ser todo un placer con solo tener en cuenta este tipo de consejos.

Share This