La primera pregunta que debemos hacernos al tratar sobre este tema es: ‘¿qué batería necesito para mi autocaravana?’

Los autocaravanistas precisamos unas baterías que acumulen mucha electricidad para poder utilizarla cuando estemos parados. La necesitamos para cosas variadas como las luces interiores, la televisión, la bomba de agua, el motor de calefacción, algunos frigoríficos y otros consumos como ordenadores, inversores de 12 a 220V para utilizar microondas (un tema importante del que ya hablaremos en otra ocasión), antenas parabólicas, máquinas de afeitar…

Necesitamos que nuestras baterías, además de almacenar mucha corriente, nos la pueden suministrar cuando la necesitemos. Esto es, que se puedan descargar mucho, porque de nada nos valdría que almacenaran mucho pero después sólo pudiéramos utilizar un 15% de la energía acumulada. Las baterías que cumplen estas condiciones son las llamadas baterías de descarga profunda. A su vez, necesitamos es que se carguen rápidamente cuando arrancamos el motor de la autocaravana a través del alternador o por cualquier otro sistema que tengamos. Combinar estos dos requisitos es un poco complicado si no sabemos el por qué y qué tipos de baterías existen en el mercado.

Para el primer requisito (que se descarguen mucho) necesitamos baterías de descarga profunda. Estas baterías se caracterizan por tener las placas de plomo muy gruesas, por lo que tenemos mucho plomo disponible para transformarse en sulfato de plomo en la descarga. Sin embargo, el sistema mecánico para sujetar estas placas gruesas y que no se deformen hace que entre ellas haya bastante separación y esta separación hace que la carga sea lenta.

Simplificando podemos decir que cuanto más juntas están las placas, menor resistencia eléctrica interna tiene la batería y cuanto menor resistencia interna, al cargarse, la batería admite mayor intensidad de carga y se recargan más rápidamente.

Por eso decíamos en un artículo anterior que poner dos baterías en paralelo, en vez de una sola, era mejor. Porque dos baterías en paralelo se cargan en el mismo tiempo que una sola, y así las descargaríamos a la mitad de lo que descargaríamos una sola.

Tipos de baterías para autocaravanas

#1. Baterías de Automoción

Son las más típicas y todas las que llevan nuestros automóviles. Están hechas para dar mucha potencia momentánea (al arrancar el coche) y se recargan rápidamente, pero no se pueden descargar mucho, que es precisamente lo que necesitamos en nuestras autocaravanas, que almacenen y nos entreguen mucha carga, así que no nos son útiles.

Conclusión: no son interesantes para nosotros los autocaravanistas.

 

#2. Baterías AGM

Las siglas corresponden a Absorved Glass Mat. Se inventaron en EEUU en los años 70/80 principalmente para uso militar. Estas sí son baterías estancas: los gases de hidrógeno y oxígeno que producen se reconvierten en agua de nuevo. Son estancas y, por tanto, se pueden colocar debajo de los asientos del conductor y acompañante sin riesgo alguno de explosión. Son baterías de reconversión.

Las placas son más gruesas, por lo que permiten una mayor descarga, aproximadamente entre un 40 o 50%. Además de ser gruesas, las placas están muy juntas, con una separación de fibra de vidrio y silicato de boro, lo que hace que tengan una pequeña resistencia eléctrica y, por tanto, se recarguen más rápidamente. Tienen bajo índice de descarga, mayor tiempo de vida, aceptan más vibraciones y tienen mayor tolerancia para cargar con corrientes más altas.

Conclusión: características muy recomendables para nosotros.

baterías para autocaravanas

#3. Baterías AGM Espirales

Son las mejores para nuestras necesidades, aunque también las menos económicas. Son ideales para aplicaciones con vibraciones extremas, tienen una resistencia eléctrica muy baja permitiendo cargas de mucha corriente, con lo que la carga es la más rápida y admiten descargas de hasta un 70% sin problemas.

Tienen un menor tamaño y duran al menos el doble número de ciclos que una batería buena que no sea de espiral. Las hemos probado personalmente durante años, sin ningún tipo de problema y están como el primer día.

Conclusión: son de las más idóneas para las autocaravanas.

 

#4. Baterías de Gel

Se inventaron hace ya bastantes años para el sector náutico. En vez de tener ácido sulfúrico líquido como todas, está en forma de gel, por lo que aunque se inclinen mucho no hay riesgo de fugas de líquido.

Son totalmente estancas como las AGM y, por lo tanto, sin riesgo de explosión. Esto les permitió a los fabricantes de autocaravanas poder ponerlas debajo de los asientos del conductor o acompañante sin tener que meterlas en arcones cerrados como hacían hasta entonces.

Se popularizaron como «muy buenas», aunque son más caras que las normales. Tienen menor capacidad de carga que las AGM (aproximadamente un 80%). Requieren cargas a menores corrientes y tardan bastante más en cargarse que las AGM. Admiten también descargas profundas pero a temperaturas no muy altas, lo ideas entre 22º y 24º. Necesitan un «rodamiento ideal» de al menos 10 ciclos para que funcionen bien, lo que nunca se dice cuando se compran.

Conclusión: son indicadas para las autocaravanas.

Como resumen final, las baterías indicadas para nuestras autocaravanas de más idóneas a menos, son:

  • Baterías Espirales
  • Baterías AGM
  • Baterías GEL

Junto con el anterior artículo sobre baterías hemos intentado dar un vistazo general sobre las baterías para autocaravanas, que es muy importante para nosotros.

 

|Fuente imagen|

Share This