¡Hola de nuevo, caravaners!

Hoy vamos a llevaros a uno de los países más impresionantes de Europa: Noruega. Este país de Escandinavia cuenta con algunas de las rutas más impresionantes para viajar en caravana. Además, se trata de un país con un gran amor por la naturaleza y la acampada, por lo que tendremos grandes facilidades para realizar nuestra odisea particular.

Ventajas de viajar en caravana por Noruega

La mayor ventaja de viajar en caravana por Noruega es que se trata de un país con acampada libre. Esto nos permite poder recorrer toda su geografía de forma muy económica, sin tener que gastar dinero adicional en los alojamientos. Hay que tener en cuenta que el país escandinavo es uno de los más caros de Europa, junto a Islandia y Suiza. Por ello, poder ir con nuestra caravana y dormir y cocinar en la misma, nos permitirá hacer un viaje al alcance de pocos bolsillos si tenemos que recurrir a hoteles y restaurantes.

Lo único que tenemos que tener en cuenta es que no está permitido acampar a más de 150 metros de cualquier casa o cabaña habitada. Es el llamado allemenansretten o, traducido, Derecho de acceso y también es válido para aparcar las caravanas y autocaravanas.

Igualmente, debemos señalar que hay áreas de servicio donde cambiar el agua y vaciar los retretes por todo el país. Es importante hacerlo solo en las zonas habilitadas para ello.

A continuación, repasamos las tres rutas más interesantes del país nórdico.

 

#1. Ruta de los Fiordos

Si hay algo por lo que es famosa Noruega, es por sus Fiordos. Estos valles sumergidos ofrecen paisajes completamente espectaculares y se sitúan por toda la costa noruega gracias a la acción de sus glaciares.

La mejor forma de comenzar dicha ruta es desde la capital, Oslo. Al haber tantos fiordos, tendremos que decidir cuál es la opción que más nos interesa. Nosotros recomendamos parar en primer lugar en Geirangerfjord con sus miradores de Flydalsjuvet y Dalsnibba, así como la cascada de las Siete Hermanas. Este fiordo es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El siguiente fiordo imprescindible es Sognefjord, que traducido tiene el precioso nombre de fiordo de los sueños. En sus cercanías, junto a Bergen, se sitúa la Trolltunga, considerado el mirador más espectacular de todo el planeta. Si nos decidimos, tenemos que tener en cuenta que la ruta de senderismo hasta esta piedra suspendida casi en el vacío es bastante complicada.

Por último, podemos terminar nuestra ruta visitando los fiordos de Preikestolen, Hardangerfjord y Lysefjord.

En esta zona, recomendamos el camping de Oldevatn, el Moysand Family Camping o el Camping Randsverk, en pleno Parque Nacional.

 

#2. Ruta de la Aurora Boreal

Mientras la primera opción es ideal para el verano, esta segunda ruta es más recomendable para el periodo comprendido entre el 21 de septiembre y el 21 de marzo. En estas fechas, es cuando hay más posibilidades de ver la aurora boreal. Como contrapartida a uno de los espectáculos naturales más impresionantes del mundo, tendremos temperaturas muy por debajo de los cero grados de forma habitual.conducir autocaravana seguridad

Para poder hacer esta ruta, es necesario también tener algo más de tiempo. A las algo más de 30 horas entre España y Noruega, hay que sumarles unas 20 horas de ruta entre Oslo y las islas Lofoten y unas 14 adicionales entre estas islas y el Cabo Norte, las dos grandes paradas de esta ruta.

A pesar de las horas de conducción, nos encontraremos paisajes de infarto en una zona apenas habitada, con la sensación de estar recorriendo el fin del mundo. Si tenemos menos tiempo, también podemos elegir solo uno de los dos destinos.

En las islas Lofoten, el camping más recomendable es Ramberg Gjestegård. Por su parte, en el Cabo Norte, podemos elegir entre el Nordkapp Camping y el Kirkeporten.

 

#3. Ruta de las Capitales

Aunque la naturaleza salvaje es lo más llamativo de Noruega, el país también cuenta con ciudades que merece la pena visitar. La última de las rutas que os proponemos es la llamada ruta de las capitales y que lleva por las ciudades más importantes del sur del país.

Aunque parezca una ruta urbana hay que señalar que tendremos que atravesar alguno de los fiordos más espectaculares entre cada una de ellas, uniendo naturaleza y cultura.

Empezaremos en Oslo, la capital del país, donde no podremos perdernos su edificio de la Ópera y terminaremos en Bergen, la segunda ciudad del país, conocida por típica arquitectura hanseática.

Entre medias pararemos en Kristiansand, la ciudad más al sur del país, con una playa espectacular, y en Stavanger, la capital noruega del petróleo y tercera aglomeración del país. En las afueras de cada una de estas localidades encontraremos zonas de acampada para caravanas, por lo que podremos acercarnos fácilmente a las mismas en bicicleta.

#4. Aspectos a tener en cuenta

Por último, no podemos olvidarnos de algunos aspectos que no podemos olvidar. Lo primero es el clima. Las temperaturas son bastante frías y además hace bastante humedad. En la zona más al sur del país, podremos tener un clima en verano similar a Galicia, pero conforme entremos al interior o a la costa, las temperaturas irán bajando progresivamente.

Igualmente hay que señalar que Noruega tiene un clima oceánico y como tal, las lluvias son constantes durante todo el año. Por ello, tener ropa de abrigo impermeable será imprescindible para esta aventura.

Finalmente, debemos nombrar las restricciones que hay para el uso del fuego durante el verano. Entre el 15 de abril y el 15 de septiembre no se pueden encender hogueras junto a los bosques, aunque sí en zonas con bajo riesgo de incendio.

¡Ya tienes todo lo que necesitas para descubrir Noruega! ¡Disfruta tu viaje!

Share This