¡Hola caravaners!

Hoy queremos contaros algunos trucos y consejos que podéis aplicar para evitar el calor en el coche, caravana o autocaravana. En los meses centrales del año y especialmente en julio y en agosto un vehículo estacionado al sol puede alcanzar hasta los 70 grados centígrados en su interior. Como comprenderéis, conducir así es prácticamente imposible: quema el asiento, el volante, la palanca de cambios…

Por otro lado, resulta altamente peligroso conducir bajo condiciones de clima tan adversas. Aunque te sientas capaz de conducir la realidad es que si estás pasando mucho calor podrás deshidratarte y perder capacidad de concentración. Incluso es probable que te sientas incómodo si estás sudando, ropa mojada, gotas por la frente… En definitiva, NO deberías conducir y menos hacer un viaje largo si en el interior del vehículo hace muchísimo calor.  Por eso, vamos a ver cómo podemos enfriar el coche rápidamente.

Cómo evitar el calor en el coche

#1. Intenta estacionar a la sombra

Puede parecerte una obviedad, pero dejar el coche o la caravana en la sombra evitará que la luz del sol entre directamente. Busca la sombra de un árbol si estás aparcando el coche o, si vas con la caravana o autocaravana al camping, puedes montar un toldo por encima que te asegure que le dará sombra gran parte del tiempo.

#2. Parasol o esterilla

Si no tienes más remedio que dejar el coche aparcado al sol, asegúrate de tapar todos los cristales con parasoles. No solo entra la luz y el calor por la luna delantera, sino que a través de la trasera y las ventanas también. Si quieres evitar de verdad que entre calor procura tapar todos los cristales.

Por otro lado, puedes utilizar esterillas exteriores en lugar del parasol interior. Así evitas aún más que entre el calor.

#3. Cristales tintados

Si tienes los cristales tintados enhorabuena, ¡tienes mucho ganado! El hecho de tener los cristales tintados es especialmente interesante para evitar que entre el calor.

Si tu coche no los tiene y vives en una zona especialmente calurosa, te recomendamos que vayas a tintarlos. Notarás la diferencia.

#4. Color del coche

Solo si estás pensándote comprarte un coche y tienes una pelea personal con el calor, evita elegir un coche de color muy oscuro. Atraerás más temperatura que con un coche de color blanco o más claro.

#5. Protege el volante

¡Muy importante! Piensa que el volante tendrás que tocarlo todo el tiempo y va a ser muy difícil conducir si está ardiendo. ¿Cuántas veces has entrado al coche y has actuado así? ¡Nos ha pasado a todos alguna vez!

Para evitarlo, utiliza un protector del sol del volante. Podrás quitarlo después y notarás que, aunque esté caliente, no quemará tanto como si no lo tuvieras.

 

¿Cómo sacar el calor del coche?

Si no has podido evitarlo y se ha acumulado mucho calor dentro de coche hay una serie de pasos a seguir para enfriarlo lo más rápido posible.

  • Para empezar, lo ideal es sacar el calor que ya está dentro. Una opción es que abras todas las ventanillas y pongas el ventilador (sin el aire acondicionado) para expulsar el aire caliente hacia fuera. Otra opción, si tienes más tiempo, es que abras tu ventanilla y abras y cierres la puerta del copiloto para sacar fuera el aire caliente.
  • Una vez que hayas sacado todo el calor fuera, puedes poner el aire acondicionado para que el habitáculo se vaya enfriando. Sube las ventanas ligeramente y mantente así durante unos minutos.
  • Cuando notes que ya está todo fresco, cierra las ventanas y asegúrate de que tienes activada la opción de ‘utilizar aire de dentro’ y no el de fuera. Si tienes modo automático y climatización también puedes activarla.

 

Otros consejos interesantes

  1. Coloca un paño húmedo en el respiradero central para garantizar que el aire salga fresco
  2. Recuerda echarte crema solar, especialmente en hombros y brazos, para evitar quemarte si te va dando el sol en un viaje largo
  3. Lleva agua e hidrátate con frecuencia. Te ayudará a mantenerte concentrado y evitarás riesgos al volante
  4. Ten especial cuidado con los niños, ancianos y mascotas. Son mucho más sensibles al calor y es importante mantener una temperatura óptima en el interior.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Hay algunos trucos que llevas a cabo que no estén en el artículo? Déjanos un comentario debajo : – )

¡Buen viaje caravaners!

Share This