El país vecino incluye numerosos lugares mágicos que uno no se puede perder bajo ningún concepto. Visitar la capital del país, en este caso Lisboa, no es suficiente para conocer el verdadero encanto de Portugal. ¿Qué mejor manera que descubrir todos los rincones únicos que componen el país que haciendo caravaning en Portugal?

Las mejores rutas para hacer caravaning en Portugal

A la hora de viajar, sin quererlo, los países más exóticos llaman más la atención. Sin embargo, el país vecino muestra un cambio cultural considerable, y lo mejor de todo es que no es necesario salir de la península Ibérica. Es importante destacar su gastronomía, sus increíbles paisajes casi vírgenes, su arquitectura, su patrimonio cultural y, sobre todo, que se trata de uno de los países europeos más baratos.

A continuación, dos rutas imprescindibles para conocer Portugal perfectas para picar la curiosidad e incitar a descubrir este magnífico país de norte a sur.

Ruta 1: Parque Natural da serra da Estrela – Lisboa – Évora  – costa alentejana

La duración aproximada de este recorrido sería de dos semanas y empezaría en el Parque Natural da serra da Estrela, nada más y nada menos que un parque glacial a más de 2000 metros de altura. En esta zona destaca el camping Piao, situado en Covilha. Una buena opción para acampar y disfrutar de las maravillosas vistas que ofrece el parque.

Después, la capital, Lisboa, parada más que obligatoria. La ciudad de las siete colinas es genial para probar el arroz con marisco. ¡Está exquisito! Además, una buena opción es realizar los famosos tours en Tuk Tuk para evitar subir las colinas a pie. Los lugares de interés de la ciudad son los barrios de Graça, Chiado, Belem y Alfama, la Catedral y el castillo de San Jorge.

La tercera parada de esta ruta es Évora, ciudad considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Los lugares más visitados son la Capilla de los Huesos, el Templo Romano, Crómelech de los Almendros y la iglesia de San Francisco. En las afueras de la ciudad existen campings rurales muy económicos donde alojarse.

La última parada es la costa alentejana. Este parque natural posiblemente sea uno de los secretos mejores guardados de Portugal. Se trata de más de 200 km de playa salvaje, acantilados y pueblecitos pesqueros.

Ruta 2: Costanova – Nazaré – Óbidos – Éceira – Sintra

La duración aproximada de este recorrido es de doce días y tiene su inicio en Costanova, de la cual destaca el paseo lleno de casas típicas pintadas a rayas. Enfrente de ellas se encuentra un sitio señalizado para autocaravanas, perfecto para pasar la noche.

La segunda parada es Nazaré, donde destaca el mirador de la iglesia de Nuestra Señora de Nazaré y el faro, que se puede visitar pagando un módico precio. También puede encontrarse en la ciudad el mejor marisco. Es importante destacar que en la playa del norte existe una zona habilitada para autocaravanas.

La siguiente parada es Óbidos, un pequeño pueblo medieval digno de ser visitado. Además, cuenta con un camping equipado para autocaravanas donde pasar la noche por 6 € al día. Después es el turno de Eiceira, la ciudad del surfismo. Es perfecta para perderse paseando por sus calles con el mar de fondo.

La quinta y última parada no podía ser otra que Sintra, ciudad romántica donde las haya. Junto al jardín del Museo Ajos existe una zona habilitada para autocaravanas. Es imprescindible visitar el castillo de Quinta da Ragaleira, donde por unos seis euros se puede acceder a este lugar mágico. Lo mejor es ir sin prisa y aprovechar los múltiples encantos del lugar.

Realizar caravaning en Portugal es, por tanto, una increíble forma de conocer el país.

Antes de emprender tu viaje te recomendamos:

Share This