¿Eres de las personas a las que les encanta la carretera y les fascina descubrir nuevos lugares a su paso? ¿Tu concepto ideal de vacaciones incluye pasar mucho tiempo con tu gente más cercana y compartir momentos también con otras personas? ¿Te gusta la sensación de viajar con la casa a cuestas? Si es así, viajar en autocaravana es perfecto para ti. No obstante, debes saber que, aunque la normativa para este tipo de vehículos es más flexible que para las caravanas de remolque, tampoco puedes hacer lo que quieras con ellas. Aquí te vamos a mostrar dónde puedes y debes acampar con caravana para que tu viaje sea una gozada y no tengas ningún problema con las autoridades o incluso con los vecinos de los lugares que visites.

En qué lugares puedes acampar con autocaravana

Lo primero que has de saber es que una autocaravana está considerada un vehículo como pudiera ser un coche o una furgoneta. Por tanto, suele está sometida, en casi todos los países, a las mismas normas y derechos tanto de estacionamiento como de parada que cualquier otro vehículo de motor. No obstante, y aquí es donde vienen los matices, si la dejas en una acera, por ejemplo, o en un parking público general, no tendrás derecho a sacar las sillas, extender un toldo, comer al lado de ella ni mucho menos a prepararte alimentos con un camping gas, por ejemplo. Aquí, las normas de convivencia y de civismo resultan fundamentales. Pero también puedes violar leyes y ordenanzas municipales y llevarte desagradables multas. Lo más recomendable es llamar a la policía local y preguntar si se puede estacionar la caravana en la vía pública. Así te evitarás cualquier problema posterior.

Infórmate de si hay puntos reservados para la autocaravana

Es cierto que en países como España no es muy habitual encontrar espacios habilitados expresamente para el uso de autocaravanas, pero cada vez hay más ayuntamientos que, viendo la demanda, sí intentan contar con ellos. En Alemania o en Francia, en cambio, sí es algo bastante habitual y que los amantes de las autocaravanas agradecen. Entre las grandes ventajas de estos lugares, además de la tranquilidad que aportan, está que suelen incluir servicios como llenado y vaciado de aguas o luz. En algunos hay que pagar y suelen tener un límite de estancia limitado que suele estar entre 24 y 72 horas. Esto es así porque no se considera un camping como tal sino un lugar donde poder descansar para retomar pronto el viaje.

Parar en estaciones de servicio

Algunas estaciones de servicio de gasolineras o las clásicas que hay en las autovías y autopistas que incluyen restaurantes o tiendas pueden tener un lugar reservado para autocaravanas e incluso es probable que ofrezcan servicios como luz o llenado y vaciado de aguas. Es cuestión de informarse porque también pueden ser una buena opción.

Utiliza los campings

Lógicamente, los campings, tanto públicos como privados, son la alternativa más utilizada para dormir con autocaravana. En ellos, además de mayor seguridad, contarás con todo tipo de servicios, tendrás entretenimiento para tus hijos, podrás conocer a otra gente y te podrás quedar más tiempo.

Acampa en la naturaleza

Una opción que usan muchos amantes de las autocaravanas es estacionarla en la cima de una montaña, en un llano al lado de un camino o en sitios similares. Si se da el caso, debes tener la precaución de que la autocaravana esté bien estable, cuidar de no ensuciar la naturaleza o molestar demasiado a los animales que haya a tu alrededor. Que no haya nadie cerca no significa que puedas hacer escándalo sin límites.

Con estos consejos, acampar con caravana será todo un placer, así como todo tu viaje.

Share This