Los adictos a la caravana saben que este vehículo abre un mundo de posibilidades a la hora de viajar, ya que ofrece una autonomía imposible de conseguir con otros medios de trasporte. El llevar la casa a cuestas permite disfrutar de libertad y del placer de dormir en medio de la naturaleza.  Hoy en día las caravanas se han sofisticado enormemente, a la vez que han aumentado sus equipamientos logrando un confort inimaginables en los orígenes de estos vehículos. Escoger qué tipo de vehículo se adapta más a las necesidades del viajero es una de las claves para lograr que nuestros viajes sobre ruedas sean perfectos. 

¿Qué tipos de caravanas existen?

#1. Caravana convencional:

Dentro de esta tipología existen tres grandes grupos: las denominadas caravanas capuchinas, las perfiladas y las integrales.

  • Las caravanas capuchinas se caracterizan por que el cubículo habitable se extiende por encima de la zona de conducción, destinando normalmente esta zona al espacio para el dormitorio.

consejos para viajar en caravana

  • Las perfiladas son muy similares a las capuchinas, a excepción de que el cubículo habitable no se prolonga hasta la zona de conducción y en su lugar suelen destinar el espacio del techo del área de conducción a armarios para aumentar el almacenaje.

Consejos autocaravana

  • Las caravanas integrales tienden a ser las más espaciosas y espectaculares dentro de las caravanas convencionales. En este tipo de vehículos la cabina de conducción no se encuentra separada del espacio habitable, por lo que resultan más amplias y atractivas.

tipos de caravanas

#2. Mini-caravanas:

Las minicaravanas destacan por su pequeño tamaño, que las hace ligeras y compactas, lo que permite el ahorro de combustible. Por lo general son perfectas para viajeros de fin de semana, ya que sus prestaciones tienden a ser limitadas: normalmente solo cuentan con una pequeña cocina y cama para dos personas.

tipos de caravanas

#3. Caravanas todo-terreno:

Sin duda, la caravana para los apasionados a la montaña y a la naturaleza. Este tipo de caravanas están específicamente diseñadas para recorrer rutas off-road y, gracias a sus características todoterreno, permiten llegar a lugares a los que resultaría imposible acceder con una caravana convencional.

#4. Caravanas extensibles:

Este tipo de vehículos destacan por disponer de módulos extensibles, que se expanden cuando la caravana está parada y permiten aumentar el espacio en el interior de la vivienda. Son la opción perfecta para todos aquellos que mantengan su caravana estacionada en el mismo sitio durante largos períodos de tiempo.

¿Qué tipo de caravana escoger?

Antes de realizar una compra o un alquiler, es importante tener claro algunos factores clave como el equipamiento del que disponga, el tamaño del vehículo o el número de personas que van a viajar en la caravana a la vez.

Además de estos factores, también es importante pensar detenidamente qué uso se le va a dar a la caravana, ya que las necesidades serán distintas según la duración de los viajes a realizar, el número de kilómetros que se circularán o el número de usuarios. ¿El vehículo se va a usar durante viajes de muchos días? ¿Se va a emplear exclusivamente durante el fin de semana?

Dependiendo de los factores mencionados arriba, deberemos contar con más o menos espacio y equipamiento. Por ejemplo, para los aficionados a los viajes largos es recomendable invertir en una caravana amplia, con abundantes armarios y alacenas para comida y otros útiles personales.

Así mismo es importante invertir en colchones de buena calidad para garantizar el descanso durante todos los días que se está de viaje. Por el contrario, si buscas una caravana para viajes más cortos puedes invertir en una caravana más sencilla y ligera, que te permitirá ahorrar costes en gasolina.

Si te ha quedado cualquier duda, déjanos un comentario y te respondemos lo antes posible.

¡Y que viva el caravaning!

Share This