¡Hola caravanings y amigos de la vida sobre ruedas!

Qué bien que parece que va llegando el buen tiempo gracias al mes de mayo y que, gracias a él, las ganas de salir con nuestra caravana aumentan. ¿Has pensado ya en salir un fin de semana o estás programando tus vacaciones de verano?

Nosotros hoy queremos ponerte la miel en los labios con estas recetas fáciles para hacer en una caravana. Verás que son sencillas de preparar donde no hace falta mucho tiempo ni esfuerzo para, rápidamente, tener un plato preparado en la mesa.

Es cierto que siempre puedes tirar de comida congelada y echarlo a la sartén, pero con estas opciones no necesitarás el congelador para comer rico y sano a la vez. Esperamos que te den algunas ideas y, sobre todo, ¡que tengas hambre!

 

5 Recetas fáciles para hacer en una caravana

#1. Ensalada de arroz con pasas

En verano siempre suelen apetecer cosas fresquitas, como gazpacho y ensaladas. Esta receta es muy sencilla de preparar: compra vasitos de arroz de esos que ya vienen de manera individual envasados. Después, añade pasas, aceitunas verdes y, si quieres, tomatitos cherry. En realidad, al ser una ensalada, puedes echarle todo lo que te plazca. Lo bueno es que muchas de las cosas que puedes añadir a la ensalada vienen envasadas en sus propios briks y no necesitas cocinarlos: atún, maíz, remolacha o pepinillos.

Añade todos los ingredientes que te apetezcan, una pizca de sal y un chorro de aceite y… ¡a disfrutar! Eso sí, no tires nada de basura al campo y separa los envases que utilices para reciclarlos cada uno en su contenedor.

Ingredientes:

  • Arroz
  • Pasas
  • Aceitunas negras
  • Aceite
  • Sal
  • Extras: atún, tomates, pepinillos, remolacha, maíz…

#2. Crema fría de melón y pepino

Solo con el título… ¿verdad que suena refrescante? Pues además de eso resulta que es muy sencilla de preparar.

¿Qué vas a necesitar?

  • Medio melón
  • Dos pepinos
  • Yogur natural
  • Unas hojas de menta fresca
  • Aceite, sal y un diente de ajo (opcional)

El sistema de preparación es bien sencillo: trocea el pepino y el melón y mézclalo todo con el yogur. Después, batidora en mano, tritúralo todo hasta eliminar los grumos. Añade un chorrito de aceite y sal al gusto y, si te apetece, un poquito de ajo en polvo o pimienta.

Como ves es muy sencillo de preparar, fresquito para cuando hace calor y apenas ensucias vajilla.

#3. Rollitos de tortilla francesa 

Aunque el nombre nos da bastantes pistas de en qué consiste esta receta, es una oportunidad para que dejes volar la imaginación. Para hacer los rollitos, deberás primero preparar tortillas francesas según cuántos seáis y el hambre que tengáis. Intenta que queden lo más lisas y consistentes posibles para que luego no se te desparrame.

Una vez tengas la tortilla en el plato es hora de elegir qué quieres poner dentro del rollito. Algunas ideas muy sabrosas que hemos probado son rollitos de espinacas (de bote), rollitos de con salmón ahumado y rollitos con queso untar.

¿Qué necesitas?

  • Una sartén
  • Huevos (cantidad al gusto)
  • Una pizca de sal y un chorro de aceite
  • Relleno a elegir: espinacas, salmón ahumado o queso de untar

#4. Sándwiches de jamón york, queso y tomate

Más sencillo, ¡imposible! Un sándwich siempre es un recurso cómodo y fácil de preparar para una cena ligera y sencilla. Hemos elegido el de jamón york y queso porque es el clásico, pero si lo prefieres de pavo o jamón serrano adelante.

Nosotros cuando los hemos preparado hemos añadido tomate natural cortado en rodajas para que el bocadillo tenga algo más de gracia. Pero si no te apetece tomate puedes añadir queso de untar, lechuga, paté o incluso espárragos de bote. De nuevo, deja volar tu imaginación y que tu estómago pida lo que más le apetezca.

¿Qué necesitas?

  • Pan de sándwich
  • Jamón York
  • Queso (semicurado, curado, de burgos, de untar…)
  • Ingrediente extra: tomate natural, espárragos, lechuga…

¡Y a comer!

#5. Garbanzos con tomate y ventresca

A modo de ensalada, combinar los garbanzos con tomate natural y ventresca te sabrá a gloria. Los garbanzos, para no tener que cocerlos, cómpralos de bote. Elimina el caldo que viene en el bote y échalos en un bol. Después, trocea el tomate y mézclalo. Por último, añade la ventresca (siempre puede ser atún), un chorrito de aceite y sal al gusto.

Verás que esta combinación tiene un sabor espectacular, se prepara enseguida y ¡es rapidísima!

¿Qué necesitas?

  • Garbanzos (preferiblemente de bote)
  • Tomate natural
  • Ventresca o atún en lata
  • Aceite y sal

Y tú, ¿qué recetas rápidas, sabrosas y originales preparas cuando sales con tu caravana? Déjanos un comentario que seguro que da ideas a otros caravaners como nosotros.

¡Un abrazo compañeros!

Share This