Visitar el país más exótico con tu casa a cuestas y rodeado de tus seres queridos, pareja, hijos o con tus amigos. ¿No es el plan más perfecto que puedas imaginar? Una caravana de segunda mano puede convertir un simple viaje en familia o entre amigos en la experiencia más espectacular de tu vida. Si aún te falta el vehículo, ¿a qué esperas? Tan solo has de tener en cuenta estos consejos para no equivocarte en tu adquisición. Estás tardando en hacer las maletas.

¿Cómo elegir la caravana de segunda mano ideal?

Escoger el medio de transporte adecuado para estas excursiones colectivas requiere de criterio. No querrás que tu roulotte te deje en tierra como la autocaravana de ‘Breaking Bad´ a sus protagonistas en medio del desierto, ¿verdad? Seguro que prefieres unas vacaciones tan divertidas como las que vivió Jennifer Aniston en el remolque de ‘Los Miller’, así que apunta estos consejos:

1. Calcula la rentabilidad

Piensa en el uso que vas a darle. Comprase una caravana no es una inversión fácil ni rápida como quien se compra una camisa nueva. Si se trata de un trayecto puntual. Si no tienes como modo de vida el caravaning y piensas usarla cada oportundid que te surja, quizá lo más recomendable es que optes por el alquiler. Si, por el contrario, tu alma es más viajera que Willy Fog, lo aconsejable es comprarla. En este punto, tendrás que sopesar el precio para decantarte por una nueva o de segunda mano. Haz números y piensa cuánto uso le vas a dar a la caravana. Además, el hecho de ser de segunda mano no significa que vaya a ser peor, ¡para nada!

2. Elige el tipo de caravana

Existe el remolque ligero, que pesa menos de 750 kilos, y el que supera esa cifra. Las primeras no pasan la ITV ni pagan impuesto de circulación. Las segundas requieren seguro y matrícula propia. Por otro lado, si la suma de tu coche y la de la caravana asciende a 3.500 kilos, tienes que sacarte un carné especial. Además, has de tener en cuenta el peso que puede arrastrar tu vehículo y decidir en consecuencia.

3. El dilema: ¿baño sí o baño no?

Si pernoctas en un camping, quizá no resulte tan necesario. Pero, definitivamente, lo echarás de menos si tu vehículo no está debidamente equipado. En este sentido, existen los baños portátiles y los fijos. Estos últimos resultan más cómodos, pues la capacidad del depósito es mayor y puedes extraer los residuos desde el exterior. No tengas miedo a las aguas negras ni grises, que es muy sencillo limpiarlas.

4. Comprueba la documentación

Teniendo claros los pasos anteriores, cuando tienes ante los ojos a tu primera candidata de segunda mano, lo primero que has de hacer es asegurarte de que los papeles están en regla. Verifica que el número de chasis que se lee en la documentación es el mismo que ves en la caravana. En Comercial Caravaning puedes preguntarnos todas las dudas que tengas o que te puedan surgir. Entendemos que es una inversión alta y que debes tener todos los cabos bien atados para dar este paso. Puedes contactar con nosotros para lo que necesites.

5. Revisa los neumáticos

Mira la fecha de fabricación, aunque lo ideal es cambiarlos al adquirir la caravana. Recuerda que las ruedas soportan más peso que las de un coche y debemos tener especial mimo y cuidado con ellas. No querrás que tu casa rodante se convierta en casa estática nada más comprarla.

6. Prueba los accesorios

Abre y cierra las ventanas, comprueba los cierres, las mosquiteras, el piso, el techo y las paredes. Túmbate en el suelo y observa el panorama bajo la caravana para examinar los desagües. Si es necesario túmbate en las camas, abre la nevera e incluso conduce la caravana un rato. Comprar una caravana de segunda mano es como alquilar un piso: debes tener en cuenta cada detalle y comprobar que todo funciona correctamente antes de firmar cualquier tipo de contrato de compraventa.

7. Enciende todos los electrodomésticos

Comprar una caravana de segunda mano será una decisión exitosa si se cumplen los anteriores puntos y, además, funcionan todos los aparatos. Comprueba que la nevera, las lámparas, la calefacción o la cocina ejercen sus funciones a la perfección y… ¡Bienvenido al maravilloso universo de las caravanas!

 


En Comercial Caravaning disponemos de caravanas y autocaravanas nuevas y de segunda mano. No podemos decirte qué inversión es mejor: debes calcular cuánto piensas que utilizarás este vehículo, la inversión que puedes hacer y el presupuesto con el que cuentas para mantener tu roulotte a punto siempre. Te recordamos, además, que puedes preguntarnos por nuestros métodos de financiación en caso de que lo necesitaras.

Lo que sí podemos decir con seguridad desde Comercial Caravaning es que, tanto nueva como de segunda mano, una vez que pruebes el mundo del caravaning ¡no lo vas a dejar escapar!

Share This