Como ya hemos visto en artículos anteriores sobre las baterías de nuestras autocaravanas, sabemos que éstas se van recargando mientras el motor esté arrancado. Sin embargo, muchas veces (demasiadas o más de las que nos gustaría) no se cargan suficiente o todo lo que necesitamos.

Batería para autocaravana: motivos por los que no se cargan lo suficiente

  • Si hemos salido un fin de semana a distancias no muy largas (100 o 150 Km) y hemos consumido bastante corriente de nuestras baterías. Al regresar, no le damos tiempo al alternador de nuestra autocaravana a recargar lo gastado.
  • También ocurre en vacaciones más largas. Pasamos en una ciudad un par de días o tres consumiendo baterías y luego nos desplazamos a otra ciudad cercana (250 o 300 Km). De nuevo el alternador no tiene tiempo suficiente para recargar lo consumido.
  • Si regresamos de un fin de semana, de noche y más aún en verano con el aire acondicionado puesto, la mayor parte de la corriente que produce el alternador se emplea en recargar la batería de motor, enviando muy poca o nada de esa corriente a las baterías del habitáculo.
  • También a veces ocurre que, aún habiendo recorrido bastantes kilómetros, no se terminan de cargar del todo las baterías del habitáculo. Esto se da porque el alternador de nuestra autocaravana tiene un sistema automático para no dañar la batería del motor. Este sistema detecta que la batería está totalmente cargada y reduce la generación de corriente (se mantiene en flotación) y envía muy poca a las otras baterías
  • Por último, un problema muy general en casi todas las autocaravanas que conozco, es que los cables que van desde la batería de motor (o desde el alternador) a las del habitáculo son de muy poca sección, lo que disminuye apreciablemente la corriente que pasa por ellos y, por tanto, la cantidad de carga a nuestras baterías.

La conclusión: nos vamos quedando sin carga en las baterías y  con el tiempo se van sulfatando y acortando sustancialmente su vida. He oído muchas veces la queja de que “las baterías que compré me han salido muy malas a pesar de lo que me costaron”. Esto podría solucionarse si tuviéramos instalado en nuestra autocaravana un equipo que midiera la intensidad REAL de carga, veríamos que la mayor parte de las veces les llega menos de 10 o 15 amperios a las baterías.

¿Qué son los booster y para qué sirven?

Los booster son unos aparatos que nos dan una intensidad de carga grande para nuestras baterías del habitáculo independientemente de todos los factores que he comentado anteriormente (25 o 40 amperios), con lo que en poco tiempo y pocos kilómetros recargamos totalmente nuestras baterías.

Los mejores modelos del mercado dan toda la carga incluso cuando el motor está al ralentí. No se necesita que esté acelerado, además ajustan la carga al tipo de batería que tengamos (AGM o GEL o Ácido) y regulan la corriente de flotación desconectando cuando las baterías se encuentran cargadas y además protege a la del motor si fuera necesario, si la misma tiene un consumo muy alto como luces o aire acondicionado para no sobrecargarlas.

La instalación no es complicada: debemos tener en cuenta que hay que poner un sección adecuada de cable, con un fusible de 45 amperios y no olvidar poner un sensor de temperatura para que se desconecte automáticamente si la temperatura de las baterías sube demasiado, evitando un sobrecalentamiento y una sobre gasificación. Lo que si recomiendo es que el modelo tenga un sistema de carga IUoU.

Como siempre, cualquier duda o consulta estamos a vuestra disposición en los comentarios de este artículo o enviándonos un email a través del formulario de contacto.

Un abrazo y ¡nos vemos en la carretera!

Share This